domingo, 19 de septiembre de 2010

If you have the money, Honey, we got your disease.

Dicen que si sobrevives en la jungla, sobrevives en todas partes. El problema, es que cuando estás en ella, no te quieres ir. Te atrapa. Te absorbe y tú, como buen ser humano, no te niegas hacia lo inexplorado, peligroso y adictivo. Porque quieras o no, somos animales. Desarrolladísimos y todo eso, pero animales al fin y al cabo. Y eso no lo cambia nadie. Sentir nos hace humanos, sentir. Sintiendo cosas como el "sexo, drogas y rock and roll" nos reconvertimos en los animales que llevamos dentro. Instintivos, salvajes y egoístas. De eso se trata, ¿no? De sentir. Y eso es lo que nos diferencia de los animales, entre otras cosas. Nos diferencia, y depende de lo que sintamos, nos acerca más a parecernos a uno de ellos. En el fondo está bien. Un comunicado para el mundo: Dejad de haceros los modernos y los interesantes por un momento y experimentad lo que es ser libre y sentirse un animal. Porque esto es como la jungla, y no gana el más guay, gana el que sobrevive. Y yo sé cómo. ¿Te lo cuento?





http://ache.tumblr.com/

1 comentario:

  1. Un blog buenisimo, te sigo,espero que te pases por el mio.

    www.fabismile.blogspot.com

    ResponderEliminar

You should read too...

All i need. Just a little of every thing that i love. Not everything. It i have to add everything, any Starbucks will be so big and soulfull.