sábado, 20 de noviembre de 2010

Nací un día bonito, en la bonita Madrid.

Iba yo en el autobús de la Gran Vía, a eso de las 8 de la tarde, que con el frío ya se ha hecho de noche, moviéndome por el centro cuál guiri descubriendo rincones, haciendo fotos al más mínimo detalle, igual he pasado por allí un millón de veces, ya aún así, cada vez me parece una ciudad nueva, renovándose y mejorándose por momentos. Me imagino cómo si estuviera dentro de una película, con los bokehs de las luces reflejados en mis wayfarer y me siento muy bien sabiendo que siempre tengo a MI ciudad, esperándome con los brazos abiertos y gritando cálidamente "Bienvenida de vuelta a casa, a la casa que te vio nacer, que oyó tus primeros llantos, que sufrió tus primeras fotos, que escuchó atentamente tus acordes en el retiro, Te quiero"
- Yo también te quiero, Madrid :) 






http://ache.tumblr.com/

2 comentarios:

  1. Muy bonito, si si n_n
    Hay ciudades que siempre te dan la bienvenida; a mi me pasaba con París, no sé...es como si una parte de ti se perdiese o se encontrase en esos sitios.

    ResponderEliminar
  2. A mi eso, a parte de con Madrid, me pasó en Londres... Que en cuanto me monté en el avión de vuelta, supe que no podia irme, que una fuerza superior me atraia hacia Candemtown xD

    ResponderEliminar

You should read too...

All i need. Just a little of every thing that i love. Not everything. It i have to add everything, any Starbucks will be so big and soulfull.